La Crónica de un Taxista

TAXIS-ROSA

En una reunión en salón A200 Paulina y Jana se preguntaban la razón por la cual los taxistas tenían que pagar por su cambio de pintura cada vez que el gobierno ordenaba. No se les hacía justo puesto que ellos ya pagan impuestos, y debería de pagarlo el gobierno ya que ellos son los que deciden que se haga el cambio de diseño.

La plática de los taxistas y de los vehículos continuó, anécdotas fueron contadas, momentos de frustración compartidos, por lo que después de tantas vueltas, decidieron tomar acción e informarse correctamente.

No quisieron quedarse con los brazos cruzados, sino que con el impulso de su maestra  de periodismo Licho, decidieron preguntárselo a la Secretaría de Seguridad Pública para poder dormir tranquilamente.

Una pregunta fue enviada el 8 de octubre a las ocho de la noche con cinco minutos.

“¿Porqué si los taxistas ya pagan impuestos, estos no cubren la pintura del nuevo color de los taxis que eligió el gobierno del D.F.?

Las dos impacientes estudiantes, no obtuvieron respuesta hasta 21 días después. Una tarde del 27 de octubre a las cinco de la tarde con cincuenta y siete minutos. Una emoción surgió dentro de ellas, no sabían ni por donde empezar.

La respuesta se las proporcionó el sistema INFOMEX, y se les advirtió desde un principio que les fue necesario consultar a la Dirección General de Servicio de Transporte Público Individual de Pasajeros de esta Secretaría para poder contestar sus preguntas.

La primera pregunta fue respondida con muchos párrafos, menciones de leyes y un lenguaje confuso para aparentar formalidad. Les mencionaron que de acuerdo a la Ley de Movilidad del Distrito Federal, se establece en el Artículo 61 que las unidades destinadas a la prestación de servicio de transporte de pasajeros (en este caso los taxistas), se deben de sujetar a los manuales y normas técnicas que la Secretaría expida. La Secretaría es la que emite los lineamientos para la cromática de las unidades destinadas al servicio de transporte público de pasajeros. Esto tiene una duración de 10 años con el propósito de afectar lo menos posible la economía de los concesionarios, y solo por causas justificadas se autorizará el cambio antes de este término, o cuando se emitan los lineamientos para la crómatica del Sistema Integrado de Transporte Público.

Estos cambios se deben de hacer de manera obligatoria para garantizar la inmediata y precisa identificación de los vehículos para que con esto dar certeza y seguridad a los usuarios y a la población en general, estableciendo para ello una uniformidad de colores, rótulos y medios de identificación de dichas unidades.

Por último también nos mencionar que los consecionarios y permisionarios del servicio de taxi deberán cumplir con todas las disposiciones legales y administrativas en materia de movilidad, así como con las políticas y programas establecidos por la Secretaría, además de mantener los vehículos en buen estado general mecánico, eléctrico, y de pintura, que para cada caso se determine.

Jana y Paulina acabaron satisfechas con la respuesta y entendieron las razones por las cuales es necesario cobrarles la pintura, después de todo es por seguridad y organización en los servicios que la Secretaría administra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s