Aproximadamente 150 años de moda

Fashion Week o semana de la moda, como su nombre lo dice, es una semana dedicada a la moda, donde se muestran las colecciones y tendencias de las próximas temporadas de los diseñadores de alta costura mas importantes del mundo.

Este evento se celebra dos veces al año, en febrero y en septiembre, y tiene lugar en las principales capitales de la moda; París, Nueva York, Milán y Londres, aunque la principal y mas importante por ser el primer lugar en crear un evento para la moda es Paris, en esta acuden las mas prestigiosas marcas, modelos, diseñadores, medios de comunicación y las personas mas reconocidas de la moda como Anna Wintour, editora de Vogue.

El Primer Fashion Week tuvo lugar en Nueva York en 1943, sin embargo, el concepto de “pasarela” se originó en Francia. El concepto moderno de la moda, en el sentido de ropa de lujo que exige reglas y reinvención constante, comenzó en tiempos de Luis XIV, que culminó con la primer casa de “alta costura” en París, Casa de Worth, en 1858. Con el nacimiento de esta nueva industria de alta costura, un mundo exclusivo y algo reservado, los mejores diseñadores crearon desfiles de moda en sus talleres para sus clientes más preciados, en donde los modelos formaron una línea para exhibir mercancías.

En 1868, Worth ayudó a crear la Cámara Sindical de la Confección y de la Couture verter Dames et Fillettes, una asociación comercial con la misión de desarrollar la industria de la moda francesa. Una de las funciones más destacadas de la asociación fue de regular legalmente la frase “alta costura”, lo que significa que sólo podía ser utilizado por los usuarios registrados de la Cámara Sindical. La organización también estableció un número mínimo de miradas para aquellos diseñadores que se les concedió la membresía.

La tradición de presentaciones de moda a medida en casas particulares o en el salón de un diseñador para clientes aristocráticos continuó en Francia en el siglo 20, asegurando la reputación de Francia como la capital mundial de la moda. Como la tendencia creció, las presentaciones se hicieron más y más grandiosas, con la participación de todos los sentidos en una experiencia completa de la fotografía, la música, la puestas en escenas sofisticadas y juegos y, por supuesto, los medios de comunicación. Los diseñadores empezaron a llamar a estos eventos “fêtes” (fiestas) y así se dieron cuenta de la base del desfile de moda moderno. A medida que el mundo veía exclusivamente a París como inspiración de la moda, las revistas de moda internacionales de todo el mundo llenaron sus páginas con estilos elegantes que se muestran en estas “fêtes”.

El curso de la historia de la moda cambió en el año 1943 con la Segunda Guerra Mundial en pleno apogeo, los periodistas de la moda no pudieron viajar a París en busca de inspiración y con los Nazis en Paris se cancelaron todos los eventos importantes de moda. Aprovechando el problema en Europa Eleanor Lambert, publicista en moda, aprovechó esta oportunidad para desviar la atención de la industria de la moda de París a los Estados Unidos, con el fin de mejorar la reputación y el prestigio de los diseñadores americanos locales en la escena internacional. Invitó a todos los periodistas a Nueva York y organizó espectáculos anunciando que ” Fashion Press Week” se iba a llevar a cabo en esta ciudad.

Usando su experiencia previa con los diseñadores en Nueva York, Lambert fue capaz de crear un escaparate de diseñadores americanos para los medios de comunicación nacionales e internacionales. Según la revista Times, Lambert se ofreció a pagar los gastos de cualquier periodista que fuera de la ciudad para asistir al Fashion Press Week”. En total asistieron 53 diseñadores y los espectáculos se celebraron en el Hotel Plaza, y como hoy en día, todos los editores recibieron materiales informativo como parte del paquete.

La misión de Lambert para cambiar la imagen de la moda estadounidense tuvo mucho éxito. Las mas prestigiosas revistas de moda lanzaron especiales de la Fashion Press Week, las páginas estaban llenas de diseñadores americanos.

En 1944 Ruth Finely creo el primer calendario de moda. Su objetivo era crear una guía exhaustiva de toda la semana. Esta guía era esencial para reunir a los sectores de moda y belleza; como compradores, fabricantes, diseñadores y editores con un solo itinerario. Hoy en día se sigue usando este calendario.

Durante las siguientes tres décadas, los diseñadores siguieron mostrando sus colecciones dos veces al año (febrero y septiembre) en un evento que con el tiempo sería conocido como “Fashion Week”

Inspirado por el éxito de Lambert en Nueva York, Giovanni Battista Giorgini, aristócrata italiano, quiso sacar provecho de este nuevo concepto e invitó a la prensa nacional para una vista previa de las colecciones de la temporada. En 1952, momento histórico para la moda italiana, Giorgini organizó una serie de conciertos en Palazzo Pitti de Florencia, Italia donde la moda italiana tomó el centro del escenario en el mundo de la moda, Emilio Pucci y Missoni encontraron una nueva plataforma apasionante para sus diseños. Poco después, el éxito superó con creces la capacidad de cualquier lugar en Florencia, y el pequeño aeropuerto de la ciudad no podía dar cabida a toda la gente que llegaba de todo el mundo, por esto el evento fue trasladado a Milán y 1975 se presentó su primera “Settimana della Moda” (Semana de la Moda) con un calendario completo de desfiles de moda.

En noviembre de 1973 ocurrió otro momento decisivo para “Fashion Week”, el espectáculo se celebró en el Palacio de Versalles en París, y enfrentó a los viejos maestros del diseño francés contra los recién llegados estadounidenses como Anne Klein y Oscar de la Renta. No sólo este evento rompió barreras para diseñadores estadounidenses, que recibieron excelentes críticas, también provocó la inauguración oficial de la Semana de la Moda de París, que comenzó el mismo año.

Menos una década después en 1984, se celebró la Semana de la Moda en Londres. Con el apoyo de Vogue del Reino Unido, el gobierno británico acordó patrocinar el evento, con los diseñadores como John Galliano y Betty Jackson. La semana fue acreditada para dar un gran impulso a los diseñadores de Gran Bretaña, marcas y modelos.

De vuelta en Estados Unidos, Lambert seguía allanando el camino para la industria de la moda. Como el evento creció, ella organizó el Consejo de Diseñadores de Moda de América (CDFA), una organización cuya misión fue promover la posición de diseño de moda como una rama reconocida del arte y la cultura americana, y para apoyar el crecimiento global de la moda estadounidense en la economía global.

La evolución del concepto del desfile continuó evolucionando durante los años. Inicialmente, los diseñadores mostraron sus colecciones en sus propios espacios; lofts, galerías, e incluso restaurantes. Sin embargo, después de un incidente en 1990 cuando parte del techo se derrumbó en un loft durante una presentación de Michael Kors, el director ejecutivo de Diseñadores de Moda de América, Fern Mallis, decidió que este evento necesitaba un gran cambio.

Tomada la decisión de un gran cambio, en esta semana tan importante, se decidió que solamente podrían asistir personas de alto status y periodistas, en la primavera de 1994 él primer evento tuvo lugar en el Bryant Park, continuando la misión de Lambert para dibujar una mayor exposición internacional de diseñadores americanos. Poco después, Semana de la Moda fue capaz de obtener los principales patrocinadores, como Mercedes-Benz y es así como hoy conocemos a estas semanas tan importantes.

London Milano New York Paris

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Moda & Belleza y etiquetada , , , , , , , , , , , por acaballoando. Guarda enlace permanente.

Acerca de acaballoando

Cuando me preguntan que es lo que más me gusta en la vida mis primeras dos respuestas son los caballos y la moda. Me declaro fanática y amante de todo tipo de caballos, en especial de mi yegua, Dolly Padrdoner. Dolly es una yegua 4to de milla de conformación. Tiene 4 años y sus primeros dos años compitió como caballo modelo, pero nunca gano primer lugar, siempre era la número dos así que para poder convivir más con ella se volvió un caballo de “trabajo”, así se les dice a los caballos que se usan únicamente para montar. Todos los fines de semana voy a verla al Rancho las Margaritas que esta en el estado de México. Si te gustan los caballos y quieres saber más de ellos aquí podrás encontrar información.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s